Y

La colección Y surge del deseo de romper patrones de constituyentes clásicos que van más allá de las estrictas alineaciones de bases. El proceso de deconstrucción genera situaciones constitutivas que son muy diferentes entre sí para satisfacer las demandas de una gama más amplia de clientes. La introducción de “huecos asimétricos” de las estanterías abiertas y las unidades de pared “cerradas” han permitido una alternancia de ritmos en continua evolución.

La puerta, en su corte puro, combina la parte superior con la elegancia y la ausencia del pomo que otorgan a la cocina la eterna juventud. El material de la cocina, en sus diversos acabados, es el elemento portador del proyecto: desde la esencia suave hasta la grava desgastada, así como el barniz mate o brillante, siempre tiene un papel principal y es capaz de proporcionar diferentes atmósferas para lo que hago. Definir como “la confección del gusto refinado”.